Consejos para la perfecta carta de presentación en inglés “Cover Letter”

Una carta de presentación o de motivación acompaña al Currículum Vitae y pretende atraer la atención del responsable de selección de personal de manera que nos tenga en consideración como candidato a cubrir un puesto de trabajo.

Habitualmente se te pedirá que envíes la ‘Covering letter’ en formato impreso, en ‘Word’ o en PDF. Siempre que la envíes a través de correo electrónico recuerda hacerlo como ‘Documento adjunto’, y no en el cuerpo del texto. Esta carta ha de ocupar una sola cara, no excederse más allá de los 5 párrafos y ajustar los márgenes a 2’5 cm. También se recomienda utilizar tipografías de palo seco (Arial, Helvética, Times New Roman…) a 12 puntos y en color negro.

Dicho esto, no es lo mismo escribir una carta de presentación para ejercer de diseñador gráfico, donde se espera des rienda suelta a tu creatividad, que para trabajar en un bufete de abogados, donde la formalidad impera. El formato y estilo de la ‘Covering letter’ dependerán, por lo tanto, del empleo al cual te presentes.

El factor personalización es muy importante, por lo que primero deberás averiguar es: ¿Qué servicios ofrece la empresa donde quieres trabajar? ¿Cómo se llama y a qué se dedica la persona a la que le estás enviando tu candidatura? ¿Por qué te atrae esa oferta de empleo? ¿Cómo pueden ayudar tus aptitudes y conocimientos en ese puesto de trabajo? La respuesta a estas preguntas te ayudará a saber más de la empresa a la que te diriges, a estructurar la ‘Covering letter’, y a saber personalizarla en función de a la persona a la que escribes.

También se recomienda utilizar en estas cartas los llamados ‘Action Verbs’ (es decir, verbos que expresan acción como ‘run’, ‘walk’ o ‘do’) y no hacer uso de la voz pasiva. Antes de empezar a escribir te aconsejamos hacer una lista de tus aptitudes, logros y experiencias profesionales; y buscar los ‘action verbs’ que mejor los describan. Así podrás irlos utilizando a medida que vayas redactando la carta de presentación sin necesidad de mirar el diccionario cada dos por tres.

Al inicio de la ‘Covering letter’ siempre has de incluir tus datos de contacto  para facilitar que el responsable de recursos humanos comunique contigo. Nombre, apellidos, dirección, teléfono, correo electrónico… Así como la fecha en la que has redactado la carta. Todos ellos en la esquina superior derecha del documento en cuestión. Al igual que sucedía con el currículum no incluyas ninguna fotografía tuya. No es algo que se valore en Reino Unido.

Para encabezar el cuerpo de la carta, “Dear Mr./Ms. + Apellido,” si conoces a la persona a la que te diriges. “Dear Hiring Manager,” o si no pues “To whom it may concern,” sólo en el caso de que no sepas a quien envías tu candidatura.

Para la despedida nada tan sencillo como utilizar “Best Regards,” o “Yours sincerely,” acompañado de tu firma.

Dicho esto te recomendamos adoptar un tono positivo, un lenguaje activo, claro y directo y una escritura fluida. Lo ideal sería que la carta no superara los 4 párrafos, y que estos no se alarguen más allá de las 4 líneas. En cuanto al contenido en sí:

Primer párrafo. Una introducción formal y positiva en la que indiques por qué estás escribiendo y a qué puesto de trabajo te presentas. Recuerda ser activo. No es lo mismo decir ‘I am applying for…’ que ‘I wish to apply to…’.

Segundo párrafo. ¿Por qué estás interesado en el empleo? ¿Cómo encaja este trabajo en tus planes de futuro? Aprovecha y demuestra también tus conocimientos acerca de la empresa. Cuanto más personalizada sea la ‘Covering letter’ mejor. Y nada ayuda más que nombrar aspectos y servicios concretos de la compañía a la que te diriges. Por cierto, y por si acaso: la respuesta a “¿Por qué estás interesado en el empleo?” JAMÁS ha de ser “el dinero” (aunque lo sea).

Tercer párrafo. Explica cómo tus habilidades, aptitudes, formación y experiencia previa van a ayudar al puesto de trabajo al cual te presentas. Si no cumples con alguno de los requerimientos te aconsejamos explicar que, aunque dicho aspecto no lo cumples, estás haciendo todo lo posible para remediar la situación (quizás realizando algún curso, tal vez aprendiendo ese idioma que tanto se te resiste y ellos piden, etc.).

Cuarto párrafo. Una breve despedida en la que dejes claro que estás dispuesto a realizar una entrevista.

Eso sí, antes de enviarla revísala una y otra vez, usa un corrector de gramática en inglés o pide a uno de nuestros profesores que le eche un vistazo. Todo sea para evitar algún fallo ortográfico o gramatical.

¡¡ BUENA SUERTE!!